CÓDIGO EDIPO


CÓDIGO EDIPO

Texto y dirección Angélica Gómez
Interpretación Cristian Ávila, Cynthia García e Higinio Rodríguez-Bueno
Asistencia de dirección Manuel Collado
Diseño de iluminación Carlos Alarcón
Diseño de vestuario Bárbara Balloqui y Angélica Gómez
Coreografía Valentine Rochat y Cristian Ávila
Audiovisuales Jorge Acanto
Ambientación sonora Alfonso Millán Quintana
Maquillaje Katy Navarro

Año 2429 d.C. Debido a ciertos rumores acerca de sus orígenes, el cyborg Hans decide dejar su aldea, convirtiéndose así en un ser errante, la peor de las castas para la sociedad. Como no quiere decepcionar a los dioses por temor a ser castigado, acude al Gran Oráculo para saber cuál es su sino y qué esperan los dioses de él. El Gran Oráculo le anuncia que debe derrocar a la esfinge mecánica que amenaza a los mortales de Tebas. Los dioses han perdido el control sobre la máquina, que tan sólo puede ser desactivada si alguien acierta su adivinanza.
Tras vencer a la esfinge, parece que el destino de este hombre ha cambiado por completo para bien. Los habitantes de Tebas lo aclaman como a un héroe y lo quieren como gobernador de la metrópolis. Hans acepta y contrae compromiso sentimental con Yocasta, viuda del anterior gobernante de la ciudad. Sin embargo, hay algo en él, una eterna pregunta, que le impide disfrutar del éxito y del amor.

La obra según su autora y directora:
Código Edipo es una propuesta teatral basada en una antigua leyenda trágica: la de Edipo, concretamente la versión que hizo Sófocles en Edipo Rey.
La universalidad del tema del destino frente al libre albedrío acompaña al ser humano de cualquier época, por eso me despertó el deseo de jugar con un imaginario que trasladase a los personajes a un hipotético futuro transhumanista.
Los antiguos egipcios decían que “no había nada nuevo bajo el sol” y en este sentido considero que los clásicos encierran un potencial increíble de actualidad y de posibles vueltas de tuerca.
He tratado de armar una estructura semejante a la clásica, vaciar el entorno de artificios escenográficos y crear imágenes que se apoyan en la luz como elemento protagónico de la puesta en escena. Asimismo, el vestuario potencia y resaltar la estética buscada sobre un texto que, pese a ser informativo en exposición del mismo modo que el milenario teatro griego, tiende al dinamismo y a entrelazar lo viejo con lo nuevo. Una actriz y dos actores interpretan varios personajes complejos y legendarios, abordados desde un minimalismo psicológico y envueltos en retazos de futurismo y postciberpunk, asentando bases en las partituras de movimiento y psiques tecnológicas”.  Angélica Gómez




(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de cookies.