EL ARTE DE PERDER CADA DÍA


EL ARTE DE PERDER CADA DÍA

Coreografía y dirección Fernando Hurtado
Ayudantía de dirección Inma Montalvo
Interpretación Ana Moreno, Elena Castellanos, Belén Mañas y Elena Castro
Diseño de iluminación Manu Castillo
Vestuario Inmaculada Pardo
Espacio escénico Fernando Hurtado
Edición de vídeos Miguel Fernández y Manu Bajo
Máscaras Pepa Muñoz
Producción Factoría Echegaray

foto ©Daniel Pérez

Una mujer a la que le acaban de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer sabe que poco a poco irá perdiendo su memoria, y por tanto sus recuerdos.
Entre momentos de olvido y momento de lucidez va reflexionando sobre su pasado, y sobre ese futuro que se resiste a aceptar. A su alrededor se mueven personajes que han formado parte su vida, sobre todo su familia, pero también el recuerdo de su infancia y otros sueños que nunca llegará a vivir.
El olvido no significa desaparecer, porque en definitiva la vida es efímera, y eso no se olvida. Esta es la historia de una vida, de muchas vidas que luchan por no olvidar, y también por no tener miedo. Donde no existe el miedo, siempre está presente la felicidad. Esto es El arte de perder cada día.

La obra según su coreógrafo y director:
"Siempre he buscado, mejor dicho, he encontrado de una manera o de otra el interés para afrontar un proyecto, pero siempre ha llegado a mí.
Siempre me ha llamado mucho la atención la mente humana y en especial su funcionamiento, tal como dice una de las protagonistas: “hay células que no aciertan a vincularse a las demás, o simplemente porque el roce, tan solo el roce de un sonido las perturba o las daña”.
A partir de la lectura de un libro que trata el tema del Alzheimer prematuro quise rebuscar un poco más sobre esta enfermedad y tanto a nivel personal como profesional creí interesante llevar a escena este… proceso, esta toma de conciencia de aceptar algo que precisamente te hace perder esa misma conciencia.
No busco ni buscamos el drama, no busco ni buscamos la pena: “Saludos a todas/os las que aceptan el final como aceptaron el principio. Sin clemencia. Sin alargar la espera. Aquel que se compadece de la presa muere”.
No hay que olvidar que lo que crearemos es un espectáculo de danza o danza teatro, y al final el cuerpo será el protagonista: “La acción genera emoción, y esta genera pensamiento, que se vuelve sentimiento, para volver a ser acción”… y seguramente algunas cosas más."  Fernando Hurtado




(!) Uso de cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Necesitamos su consentimiento para poder hacer uso de las cookies que requieren su aprobación previa.
Para más información puede leer nuestra Política de cookies.